¿Qué hipoteca es mejor para una pareja?

Comenzar una nueva vida en pareja es un cambio importante. Una de las claves del éxito de un matrimonio es la estabilidad de la cual gocen. Por eso, tener una vivienda propia desde el comienzo puede aumentar las posibilidades de éxito de una pareja. Ahora bien, comprar una casa requiere de dinero, y quizás pedir una hipoteca. ¿Qué hipoteca es mejor para una pareja?

Vivir juntos: una etapa importante para la pareja

La convivencia de una pareja es un paso importante que genera muchas expectativas. A medida que se van adquiriendo compromisos, la pareja se vuelve más fuerte. Por eso, muchos deciden comenzar con buen pie y comprar una vivienda propia. Si son muy jóvenes los cónyuges, puede que el asunto de la financiación se torne complicado. No tiene que ser así.

Comprar con hipoteca puede ser ventajoso cuando no se posee el dinero para adquirir el inmueble en el acto. Estos productos financieros son a largo plazo, lo que permite a la pareja pagarlo poco. Pero como en toda responsabilidad económica es necesario evaluar los pros y contras de solicitarla. Además, determinar qué hipoteca es mejor en su caso.

¿Cuáles son los puntos de una hipoteca para parejas?

Una pareja puede decidir solicitar un préstamo hipotecario para comprar una primera vivienda. No importa si están casados o conviven en una unión de hecho. Una vez que firman como titulares, ambos tienen obligación de pagar al banco la cuota.

Contratar una hipoteca con dos titulares tiene el beneficio de que se aprueba más importe y con el sueldo de ambos se pagan las cuotas mensuales. Ahora bien, es necesario que ambas personas posean buena solvencia económica. El banco evaluará ambos perfiles financieros antes de decidir aprobar la hipoteca.

No tiene ninguna influencia que se tengan hijos, aunque hay bancos que sí solicitan esta información. Una pareja con hijos es más estable que una pareja de hecho.

¿Cuáles son los problemas de hipotecar en pareja?

Cuando decides hipotecar en pareja, debes prever qué sucedería si hubiese una ruptura en la relación. Si se firmó una hipoteca con dos titulares, la relación con el banco no se elimina. Por lo tanto, deberán seguir pagando las cuotas mensuales al banco. Pero, qué sucede si la relación se ha dañado y se desee repartir el inmueble. En tal caso hay varias opciones.

Se puede hacer la venta del inmueble y cancelar el préstamo con garantía hipotecaria. Ahora bien, el precio de una vivienda hipotecada se desmejora en el mercado actual. Entonces, la pérdida sería considerable para ambas partes.

En caso de que el divorcio termina con uno de los cónyuges quedándose con la vivienda, se puede modificar el préstamo. La persona que se quede con la vivienda asume el pago de la hipoteca. Este procedimiento conlleva gastos de notaría, gestoría, registro e impuestos. Y el acreedor deberá tener solvencia suficiente para asumir los pagos en su totalidad.

Qué hipoteca es mejor para una pareja

¿Qué hipoteca es mejor para las parejas?

Antes de pedir una hipoteca en pareja es necesario evaluar la situación. Si quieres saber qué hipoteca es mejor en tu caso, contacta a Zascredit. Este comparador de hipotecas te permite conocer cuáles son los préstamos hipotecarios más baratos del mercado. Además, podrás elegir el que más te convenga, con unos cuantos clics en tu dispositivo electrónico.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!