Préstamos Rápidos

Son llamados préstamos rápidos por la rapidez en que se realiza su solicitud y es aprobada su concesión. No necesitan de un proceso extenuante de papeleo y, por lo general, no importa si usted forma parte de alguna lista de morosos.

Los préstamos rápidos fueron creados con la finalidad de conseguir dinero rápido siendo esta la mejor alternativa para solucionar cualquier imprevisto de manera puntual y sin complicaciones.

morosos.

Dependiendo de la clase de préstamo rápido que solicitemos, el tiempo por el que se considera rápido puede variar. Por lo que existen dos tipos de categorías principales de préstamos rápidos online: los que permiten obtener hasta 500 euros en tan solo 15 minutos como máximo para resolver contratiempos puntuales; y los préstamos personales rápidos de mayor importe con los que podemos obtener hasta 60.000 euros para financiar proyectos más ambiciosos como la compra de un coche.

¿Dónde conseguir préstamos rápidos?

En la actualidad, son muchas las personas no solo necesitan tener liquidez extra, sino que además necesitan recibir el ingreso rápidamente y sin tener que hacer demasiados trámites.

Para compensar sus demandas, tanto los bancos como las empresas de capital privado de reciente creación han lanzado préstamos rápidos online a los que se puede acceder en minutos, aunque existen ciertas diferencias entre las condiciones que aplican ambas entidades:

  • Compañías de capital privado: podemos contratar sus productos de financiación desde el ordenador o smartphone y sin necesidad de cambiarnos de banco. Conceden préstamos rápidos sin papeleos de importes más elevados.
  • Entidades bancarias: para conseguir en un banco un préstamo rápido en 24 horas, es necesario que seamos ya clientes y tengamos una cierta antigüedad, de forma que puedan confiar en nosotros y, por ende, nuestro perfil de riesgo sea menor.

Requisitos para poder solicitar préstamos rápidos

Como en cualquier otro tipo de trámite, hay reunir cierta cantidad de requisitos para acceder a los préstamos rápidos.

Estos son mucho más flexibles que los que exigen los bancos tradicionales para poder contratar sus productos de financiación (igual le recomendamos cotizar con su banca de confianza primero), pero sí que será necesario cumplir con un mínimo de requerimientos para que su solicitud sea aprobada.

Algunos de los requisitos que hay que cumplir en la mayoría de los casos para que un prestamista apruebe su petición son:

  • Disponer de ingresos continuos justificables.
  • Tener la mayoría de edad.
  • Ser residente oficial de España.
  • No pertenecer a ninguna lista de morosos.
  • Contar con un número móvil para poder ser contactado directamente.
  • Tener una cuenta a la cual se realizará la transferencia.

Finalidad de los préstamos rápidos

Generalmente cuando queremos solicitar préstamos rápidos ya sea por medio online o a través de nuestra banca tradicional, podemos solicitar el dinero para la finalidad que queramos, ya que no nos exigen que la finalidad del mismo sea justificada.

Estos préstamos muy rápidos están diseñados para resolver imprevistos urgentes con los que no contábamos, como el pago de una factura puntual, una multa o alguna urgencia médica, urgencias para las que no contábamos con un presupuesto extra de liquidez.

No obstante, aconsejamos que los préstamos rápidos sean solicitados con frecuencia, ya que por ser créditos más caros que los productos bancarios tradicionales, podríamos fácilmente terminar endeudándonos más que antes.

Pin It on Pinterest