Créditos Capital Privado

Cualquier entidad que otorgue financiación y que no esté regulada por el Banco Central de España, puede considerarse como prestamista de créditos capital privado.

Una de las características de las empresas que otorgan créditos capital privado, es que por lo general no son una entidad física, sino que más bien, manejan todas sus operaciones a través vía online. Lo cual, de hecho, ayuda a acelerar el proceso de la aprobación del mismo.

Los productos que más destacan en el mundo de las empresas que financian créditos capital privado, son los préstamos rápidos y los minicréditos. Ya que nos ofrecen pequeñas cantidades de dinero en cuestión de minutos, ideales para solventar problemas económicos con los que no contábamos.

Otro de los productos que más le son solicitados a estas entidades son las líneas de crédito a la que muchos autónomos y pymes recurren para obtener una liquidez cuando se retrasan en pagos de clientes o facturas.

Consiga créditos capital privado sin nómina

La mayoría de las empresas que otorgan créditos capital privado no exigen disponer de una nómina para poder acceder a cualquiera de los tipos de financiamientos que ofrezcan.

Para estas empresas es suficiente demostrar que cobramos ingresos suficientes con los que luego podamos solventar nuestra deuda a tiempo. No importa si la fuente de su procedencia es de una pensión por jubilación, desempleo, un subsidio, entre otros.

Si tenemos ingresos alternativos al de una nómina, para que estas empresas aprueben nuestra solicitud de créditos capital privado, será necesario cumplir con los siguiente 3 requisitos: esta fuente de ingreso debe ser regular, justificable y suficiente.

La fuente de ingreso con la que vayamos a subsidiar nuestros créditos capital privado debe ser de una cantidad que luego nos permita pagar el préstamo.

Errores más comunes al solicitar créditos capital privado

Cuando pedimos un financiamiento a una empresa de capital privado, tenemos que tomar en cuenta el tipo de compromiso que estamos asumiendo con la misma. No solo tenemos que devolver el dinero que nos fue prestado, sino también liquidar los intereses y hacerlo en plazo de tiempo establecido en el contrato.

Por lo que debemos intentar no cometer los siguientes errores al solicitar créditos capital privado:

  • Quedarnos con la primera oferta que encontremos: nos limitamos a la primera opción que encontramos y no nos dedicamos a buscar una tercera opción que muy probablemente nos ofrezca mejores beneficios.
  • Contratarlo sabiendo que no vamos a poder devolverlo: son muchos los casos donde el desespero nos gana y asumimos una deuda que no podemos liquidar.
  • Fijarnos solo en el interés anunciado: Si acudimos a una empresa de capital privado, nos será más fácil encontrar financiación que no incluya comisiones.

Determinantes para el costo de créditos capital privado

A parte de los intereses, el coste de los créditos capital privado está determinado por diversos factores que afectarán de manera directa o indirecta el costo de la financiación que queramos contratar. Alguno de ellos son los siguientes:

  • El importe y el plazo; ya que mientras más mayor sea el capital y el plazo del crédito capital privado que solicitemos, más intereses tendré que pagar.
  • El TIN, que es el Tipo de Interés Nominal del préstamo sin aval.
  • La TAE (Tasa Anual Equivalente), indicador más característico para medir y comparar el costo anual de los préstamos sin aval de importes altos.
  • Las comisiones.