Hipoteca Joven

La hipoteca joven es un préstamo hipotecario que va dirigido a las personas menores de 35 años, este prestamos hipotecario habitualmente se utiliza para adquirir una vivienda.

Cuando uno es joven, es normal no tener muchos ingresos ahorrados por lo que es difícil conseguir un préstamo, pero en los últimos años la competencia en el mercado financiero ha subido tanto que las ofertas especializadas para este tipo de situación se han popularizado y cada vez son más buscadas.

Actualmente en España el 98% de las personas tiene casa propia, pero el 48% de estas están hipotecadas.

Características de la hipoteca joven

La hipoteca joven tiene algunas características que la hacen muy favorable, entre ellas:

  • El plazo para pagar la deuda total es más largo, esto ofrece un beneficio gigante porque eso quiere decir que las cuotas mensuales que se deben pagar son de muy bajo importe.
  • Habitualmente la institución a la que nos dirijamos nos ofrecerá un periodo de carencia, este periodo se puede utilizar cuando más lo desee, sin embargo, se tiene que negociar con la institución el plazo máximo de este periodo.
  • Normalmente las instituciones solo ofrecen un préstamo hipotecario de un 80% del valor de la vivienda, pero existen casos donde pueden ofrecer el 100% del valor de la vivienda ofreciendo garantías extras.
  • El tipo de interés dependerá de la negociación que tenga con la institución bancaria.

La hipoteca joven tiene dos formas particulares de obtenerse, una es de la forma tradicional asistiendo a un banco convencional, pero existe otra forma con la que se puede obtener de manera gubernamental, esta última es más beneficiosa, pero tiene muchos más requerimientos y es más difícil de conseguir.

¿Qué requisitos tiene la hipoteca joven?

La condición básica que se debe tener en cuenta para optar por una hipoteca joven es que debes tener menor de 35 años, esto puede variar según el banco, pero este tipo de préstamos hipotecario solamente va a dirigido a personas que tiene muchos años por delante con el que la institución bancaria se asegure que el cliente pueda pagar la deuda total en el plazo tan alargado que este tipo de producto ofrece.

Es muy poco frecuente, por no decir imposible, que la institución bancaria ofrezca una hipoteca joven a una persona que tiene más de 50 años

Habitualmente la hipoteca joven viene con la contratación de otro servicio de forma obligatoria, como por ejemplo:

  • Seguro de vida
  • Cuenta corriente en la institución bancaria
  • Seguro de hogar

¿Vale la pena contratar una hipoteca joven?

Cuando uno es joven la gran pregunta aparece, ¿es mejor comprar o alquilar?, y la verdad que todo depende del perfil de la persona, lo cierto es que muchos jóvenes optan por una hipoteca joven ya que es un beneficio que generaciones anteriores no tuvieron la suerte de tener y contar con este tipo de hipoteca.

Además, con un índice de interés referencia como el Euribor tan bajo que llega a números negativos el interés a pagar es muy poco en comparación a años atrás por lo que es una estrategia económica muy buena para obtener tu primera vivienda, por eso recomendamos obtener una hipoteca joven.

Pin It on Pinterest