¿Qué es una hipoteca con doble garantía?

Solicitar un préstamo hipotecario requiere de la presentación de una garantía inmobiliaria. Sin embargo, si queremos conseguir buenas condiciones y un producto financiero barato hay que analizar varios puntos. Por ejemplo, qué es una hipoteca con doble garantía y qué podemos conseguir con esta.

¿Qué es una hipoteca con doble garantía?

Para conseguir que una entidad bancaria ofrezca hipotecas de alto valor, ofrecer una hipoteca con doble garantía puede ser adecuado. Por ejemplo, si quieres una hipoteca 100 %, una opción es ofrecer dos inmuebles en garantía. ¿Cómo funciona esto? Se obtiene un préstamo hipotecario con un 80% sobre una vivienda y el porcentaje restante sobre otro inmueble.

Un avalista puede ser quien ofrezca este inmueble para hipoteca, no figurando como deudor o titular. Este segundo inmueble puede liberarse rápidamente, cuando se paga la totalidad del porcentaje. Por supuesto, es necesario que las cláusulas contractuales estén bien especificadas para el cliente.

¿Por qué usar la doble garantía al hipotecar?

Una de las razones más básicas es reforzar el acuerdo financiero, es lo que es una hipoteca con doble garantía. Sobre todo en personas que no cuentan con un perfil para asumir los riesgos de un préstamo hipotecario. También hay entidades que no están dispuestos a dar dinero a ciertos clientes, a menos que refuercen su aval.

¿Cuáles garantía se pueden usar para reforzar la hipoteca?

La figura del avalista es la que más se conoce, aunque no es la más recomendable. Se trata de que un amigo o familiar ofrezca una garantía adicional a la del titular. Lastimosamente, son pocas las entidades que ofertan préstamos hipotecarios con aval. Ahora bien, hay que aclarar que con respecto a que es una hipoteca con doble garantía, el tercero no es deudor. ¿Qué quiere decir esto?

Quien ofrece un inmueble para una doble garantía no debe nada por el préstamo. Esta persona responde con su vivienda por una parte de la hipoteca, misma que se liberará una vez pagado el monto correspondiente. Por lo tanto, hay menos riesgos de perder la propiedad en el proceso. Ahora bien, es importante que al firmar la cláusula, la persona se asegure de que no figura como avalista. Es decir, que el banco le considere un deudor más.

Otra garantía que da fuerza al hipotecar un inmueble es la pignoración de activos. En estos casos, el bien ofrecido como aval se bloqueará y en caso de que se incumpla el acuerdo del préstamo, el banco hará uso de este.

Qué es una hipoteca con doble garantía

¿Qué bancos aceptan doble garantía en un préstamo hipotecario?

Son pocas las entidades bancarias que dan financiación al 100 % abiertamente. De hecho, para lograr este porcentaje muchos tienen que negociar con el banco y demostrar que son clientes responsables y solventes. De hecho, exigen doble garantía u otros avales de fuerza que compensen el riesgo.

Instituciones financieras como Kutxabank, Abanca o UCI manifiestan la posibilidad de ofrecer un 90%. Si quieres puedes comparar las hipotecas en Zascredit. Ahora bien, la garantía aportada debe tener un excelente perfil. Definitivamente, tener un refuerzo para conseguir una hipoteca de más valor siempre es recomendable.

 

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!