¿Qué hipoteca es mejor: Fija o Variable?

Cuando se desea adquirir una vivienda o remodelarla, una de las opciones de financiamiento es hipotecarla. La oferta hipotecaria es muy variada, pero quienes poco saben del tema no se deciden con facilidad. Por eso, en esta información conocerás qué hipoteca es mejor: fija o variable.

¿Cómo saber cuál hipoteca elegir?

Con la nueva Ley Hipotecaria, los costos de las hipotecas son bastante asequibles para el cliente. Solo es cuestión de hacer una elección correcta, después de comparar las hipotecas del mercado. En este caso, queremos que evalúes qué ventajas tienen las dos modalidades básicas de hipoteca: con interés fijo y variable.

A ciencia cierta, no existe un factor que determine cuál es la mejor hipoteca; si las de interés variable o las fijas. La elección de estas hipotecas dependerá del perfil de casa cliente y del riesgo que este pueda tolerar.

Para elegir cuál hipoteca adquirir, primero es necesario determinar qué se busca al contratar un préstamo hipotecario. Si el cliente desea pagar menos en la actualidad, o que las cuotas sean las mismas durante la vida del préstamo.

En caso de que el cliente quiera pagar cuotas baratas al inicio del préstamo, y esté dispuesto a asumir riesgos de fluctuaciones, la hipoteca variable es su opción. Sin embargo, si espera pagar una misma cuota todo el préstamo, sin oscilaciones en el valor, las fijas son la vía más adecuada. Una vez que se elija la hipoteca adecuada, el siguiente paso es comparar las hipotecas en el mercado.

Hipoteca fija

Los préstamos con garantía de hipoteca fija requieren un perfil de una persona que no puede asumir riesgos. Estas hipotecas cuentan con cuotas mensuales estables, que no varían con el tiempo.

En el mercado se puede conseguir intereses bajos, pero estos dependerán del plazo en el que se desee pagar el préstamo. Entre mayor plazo, el cliente termina pagado más intereses y el costo del préstamos aumenta en comparación a otras opciones.

Una de las desventajas más resaltantes de las hipotecas fijas es que se establecen comisiones de apertura más elevadas. Además, el pago por amortización antes de tiempo es mayor que con una hipoteca variable.

Qué hipoteca es mejor Fija o Variable

Hipoteca Variable

Las hipotecas con interés variable son más baratas si se establece un plazo corto de devolución. Esta clase de hipotecas dependen del Euribor, mismo que ahora está en negativo y favorece al costo de las mismas. Por lo general, contratar una hipoteca variable no incluye un sinfín de comisiones, y de tener alguna es más económica.

Pero hay que evaluar los inconvenientes de las hipotecas con interés variable. La inestabilidad del interés es lo que predomina como desventaja de estos préstamos hipotecarios. Cada seis meses o anualmente se revisan las cuotas. En caso de que el Euribor suba estrepitosamente, las cuotas del préstamo también lo harán. Por lo tanto, el cliente tendrá que estar preparado para un encarecimiento sorpresivo de su hipoteca actual.

Todas las hipotecas variables tienen un interés fijo al principio del préstamo, que puede ser bastante elevado. Luego de pasados estos 12 meses, entonces la hipoteca es dependiente del Euribor.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!