Financiación para Emprendedores 2020

Conseguir financiación para emprendedores 2020 es todo un reto; si tomamos en cuenta los retos que todo autónomo tiene que superar para conseguir el financiamiento que necesita para sus ideas; en especial a momentos económico como los que vivimos este año.

Las pymes necesitan financiamiento para diferentes momentos de su negocio; desde su creación y formación, hasta el mantenimiento de la misma; y por supuesto, para sortear alguna crisis que pueden presentarse en el camino.

Por eso, conocer de todas las opciones de financiación disponibles; es crucial para todo emprendedor. Y hoy vamos a contarte de ellas.

Financiación de proyectos emprendedores

Cuando se trata de la financiación de proyectos emprendedores; hay múltiples opciones a las que puedes recurrir en estos días. Una de las mejores alternativas son las líneas de crédito, que puedes obtener a través de las entidades bancarias.

En este sentido, las líneas de crédito pueden ejecutarse, tanto en una cuenta abierta con los fondos que necesitas; como a través de tarjetas de crédito empresariales.

No obstante, conseguir una línea de crédito para un emprendimiento; sin presentar avales y sin movimientos financieros sólidos, puede ser un reto. En este sentido, los movimientos que van a respaldar tu solicitud serán los tuyos y los de tus socios.

Y por supuesto, la Financiación para Emprendedores 2020 cuenta con apoyo nacional; a través de las líneas de crédito ICO; especialmente creadas para poyar el emprendimiento nacional, con fondos del Estado y a través de la banca convencional.

Precisamente las líneas de aval ICO, actualmente ofrecen financiamiento y apoyo especial para autónomos, en tiempos de Covid-19. Con la creación de 3 líneas nuevas, buscan apoyar a los emprendedores más afectados por el impacto de la hibernación económica por la pandemia y la restricción de actividades económicas no esenciales.

Financiación para jóvenes emprendedores

Financiación para jóvenes emprendedores
La Financiación para jóvenes emprendedores en España.

La financiación para jóvenes emprendedores, es un modelo de apoyo a los autónomos, para respaldar ideas nuevas y emprendimientos que sean de aporte para el crecimiento económico del país; gracias a la innovación que representan.

Para ello, existe el ENISA. Esta entidad sin fines de lucro, enlazada al Banco de España; se dedica a analizar y potenciar el crecimiento de ideas de emprendimiento innovadoras en las fases iniciales.

En su línea de crédito, especial para jóvenes emprendedores, ofrecen financiación a pymes de jóvenes de menos de 40 años; con persona jurídica establecida, con al menos 24 meses desde su constitución, un domicilio fiscal en el territorio nacional y cuyo modelo de negocios sea claramente innovador.

Es importante destacar, que esta línea de crédito para Financiación para Emprendedores 2020; no contempla al sector inmobiliario o el financiero; así como está fijado que el importe máximo será de 75 mil euros, en función a un estudio de las condiciones de la pyme y los activos propios de fundación.

¿Te puede interesar?  Bancos para reunificar deudas

Asimismo, la aplicación de los intereses se dará en dos momentos; en el primera con un euríbor de 3.25 % y en un segundo tramo, con intereses variables en función a la rentabilidad que experimente la empresa; oscilando entre el 3% y el 6% a partir de un rating.

Financiación comercios

La financiación de comercios, es un punto clave en estos días de restricción económica. La actividad comercial, se ha visto claramente afectada y restringida por las normativas de distanciamiento social y la suspensión de actividades no esenciales.

En este sentido, ¿Qué pasa con los comercios? En la economía española, una de los sectores más vulnerables siempre han sido la pequeña y mediana empresa; mismo rubro que se ha vito golpeado por la hibernación económica actual, donde el temor a desaparecer es latente.

La financiación a los comercios, es parte de las estrategias ideadas por el gobierno español; para cuidar y amortizar el sector pymes. En este sentido, la banca privada se ha unido con el sector público a través de las líneas de aval Covid-19 de ICO.

También, se han creado figuras crediticias propias de los bancos; como es el caso del BBVA, quien ofrece Financiación para Emprendedores 2020, a los autónomos y pymes golpeados por la restricción económica.

Asimismo, se ha determinado la figura de la moratoria, sobre todos los créditos y préstamos no hipotecarios; para aliviar el pago de compromisos entre particulares y empresas.

Tipos de financiación bancaria

Tipos de financiación bancaria
Los Tipos de financiación bancaria en España.

Hay diferentes figuras crediticias en los tipos de financiación bancaria; el fin de todas, es proveer a la empresa la liquidez necesaria para realizar sus operaciones, o responder apuros que surgen repentinamente.

En cualquier caso, puedes encontrar las siguientes alternativas:

Descuentos de efectos

Aquí, la empresa lleva ante las entidades bancarias, los créditos ya oficializados y pendientes de cobro que goza la compañía, para que actúen como letras de cambio; de esta forma, la empresa puede solicitar el adelanto del importe que fijan estas letras de cambio o pagarés, de manera anticipada a lo que establece el documento como fecha tope.

Ante este adelanto, el banco fija comisiones especiales y cobra intereses específicos; por lo que permite liquidez económica pero resulta un instrumento bastante costoso para la empresa.

Pólizas de crédito

Conocidas comúnmente como líneas de crédito; son una de las opciones predilectas de las empresas para obtener financiamiento. De esta forma, el banco genera la apertura de una cuenta por el importe aprobado del crédito, desde donde la empresa podrá realizar movimiento y obtener dinero a discreción.

Por cada movimiento, se generan intereses sobre el monto movilizado; mientras tanto, el importe que se mantiene sin usar, genera pequeñas comisiones por el manteamiento del instrumento.

Esta alternativa permite liquidez constante y rápida para la empresa; pero genera intereses diversos, sobre cada movimiento y no en general.

Leasing

Es un tipo de financiación bancaria, para el respaldo de los activos inmóviles; como son la maquinaria, mobiliario y equipos tecnológicos. Aquí, el banco autoriza la compra de los equipos solicitados por la empresa, y les permite el uso de los mismos a cambio del pago de unas cuotas fijadas al inicio de la negociación.
Al final del plazo, se paga una comisión especial residual, lo que significa que los activos pasan a ser propiedad de la empresa.

¿Te puede interesar?  Creditos rapidos en 10 minutos

Préstamos

La figura más común en el financiamiento bancario; puede ser a largo plazo y en su mayoría incluye la presentación de una figura de aval; que es requisito indispensable para optar por él.

Los intereses, montos a aspirar, comisiones y otros requerimientos; pueden variar entre las entidades bancarias, los tipos de préstamos y el alcance del mismo.

Tipos de financiación propia

Hay diferentes tipos de financiación propia a la que puedes acceder; porque si, tu emprendimiento puede financiarse a sí mismo, a través de una figura conocida como autofinanciamiento; que busca el mantenimiento, cuidado, mejora y expansión del proyecto.

Dentro del autofinanciamiento, hay dos alternativas:

Autofinanciación de mantenimiento: Aquí se retienen y reutilizan los beneficios generados por la empresa en su ejercicio comercial, para continuar en el mismo. Se trata entonces de emplear el margen de ganancias para reponer pasivos, hacer pagos y prepararse para otro mes.

Autofinanciación de enriquecimiento: En estos casos, los beneficios generados y que no se necesitan para la operatividad de la empresa; son retenidos para ser reinvertidos sobre la pyme, potenciando y mejorando las actividades comerciales y alcances de la empresa; se le conoce como el uso de la partida de reservas.

Algunos, consideran que los aportes de los socios de sus propios fondos, para engrosar el capital de la empresa; puede considerarse una financiación propia; lo cierto es que si se trata de financiamiento propio pero externo.

Tipos de financiación ajena

Tipos de financiación ajena
Los Tipos de financiación ajena en España.

Los tipos de financiación ajena, cubren todos los ingresos a los que la empresa puede aspirar; desde fuentes externas, que no forman parte de la actividad económica de la empresa; ni de su constitución o estructura financiera.

Aquí puedes encontrar los siguientes recursos:

Entidades crediticias

Por lo general, se trata de la opción tradicional para Financiación para Emprendedores 2020.

Estas entidades jurídicas, se dedican expresamente a aportarte los recursos que necesitas, a través del disfrute de comisiones e intereses; que pueden variar entre cada identidad, el monto y los alcances del producto financiero.

Subvenciones y ayudas

Esta es una de las variedades de financiamiento ajeno más beneficiosas, detrás de las entidades crediticias. Aquí las empresas acceden al apoyo financiero que requieren, sin generar costos extras, ni tener que cumplir con intereses y comisiones.

No obstante, para aspirar a estas figuras de ayuda, deben cumplir una serie de requisitos y concursar para ellas; lo que incluye limitaciones en cuanto a la cantidad a la que puedes aspirar, y quienes pueden resultar beneficiados.

Sociedades de capital de riesgo

Uno de los modelos más recientes y limitados, no así menos exitosos. Se trata del acceso a la inversión necesaria, para el crecimiento rápido y exponencial del emprendimiento; especialmente cuando se trata de empresas de corte tecnológico o altamente innovadoras.

Crowdlending

En este tipo de financiación ajena; la empresa obtiene el apoyo financiero de un conjunto de inversores individuales, o por parte de otras empresas; quienes colocan el dinero a cambio de gozar de beneficios sobre ese importe económico, que son fijados a conveniencia en el inicio del proceso.

Financiación ajena a corto plazo

La financiación ajena a corta plazo, constituye la inyección de liquidez que la empresa necesita; de manos de fuentes externas a la empresa y que no son parte de su estructura constitutiva – quiere decir que no son sus socios – con un plazo de devolución que no supera el año.

¿Te puede interesar?  Prestamista privado Huelva

Es una solicitud que se realiza para ejecutar un proyecto puntual; o para finiquitar un asunto económico emergente; donde la empresa sabe que estará en la capacidad de devolver el dinero pronto, y reconoce que no vale la pena endeudarse con intereses durante demasiado tiempo.

Veamos las alternativas:

Préstamos a corto plazo

Puedes acceder a préstamos bancarios, con plazos inferiores a un año; en este caso, tienes la oportunidad de aprovechar la liquidez, sin comprometer a la empresa a un pago de intereses elevado, como se daría en el caso de un préstamo a largo plazo.

Créditos a corto plazo

También pueden venir de la mano de entidades bancarias; sólo que en estos casos, la empresa no solicita un monto específico para un solo momento.

De esta forma, el banco crea una línea de crédito, a través de una cuenta con fondos disponibles para movimientos que son realizados por la empresa a su discreción.

Crédito comercial

Es la línea crediticia con la que cuenta la empresa, cuando adquiere materia prima para laborar; teniendo en cuenta que la empresa no costea estos materiales de contado, sino que cuenta con un plazo para hacer el pago, en tanto que genera la ganancia a través de la actividad comercial.

Financiación ajena a largo plazo

En el caso de la financiación ajena a largo plazo; la empresa obtiene el dinero necesario de mano de fuentes externas y que no tienen nada que ver con la compañía, y lo hacen con un compromiso de amortización superior a un año.

Aquí, las entidades bancarias, quienes son en su mayoría quienes hacen el aporte a largo plazo; ofrecen prestamos con plazos amplios de devolución; préstamos hipotecarios, la figura del renting y leasing y líneas de crédito extensas.

Financiación externa a corto plazo

La financiación externa a corto plazo, se contemplan los fondos que ingresan a la empresa de parte de personas jurídicas o naturales fuera de la compañía.

Aquí se incluyen las líneas de crédito a menos de un año, microcréditos; créditos online rápidos para emprendedores, y el financiamiento de mano de alguno de los socios de la compañía; que puede considerarse como financiación externa propia, y normalmente sin ningún plazo de devolución.

Financiación para emprendedores 2020: Resumen

Financiación para emprendedores  2020, es un apartado que todo emprendedor, consolidado o por arrancar; no puede dejar de considerar. Resume los retos, pero sobre todo, las millones de soluciones que gozan los autónomos y pymes en España, para emprender y crecer.

En estos días críticos para la economía, reconocidos como una crisis solo similar a la Guerra Civil española; es aún más importante saber cuáles son los recursos e instrumentos que amparan el emprendimiento.

En Zascredit creemos en el emprendimiento como una ventana de crecimiento económico. Por eso, te ayudamos en la búsqueda y contratación del instrumento de financiación que mejor se adapte a tus necesidades, a tu pyme y al momento que tu emprendimiento este viviendo; todo de manera rápida y a través de la web.



Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!