Préstamos hipotecarios con carencia

Más de cuarenta órdenes de desahucios se establecen a diario en España por incumplimiento de las hipotecas. Llegar a fin de mes puede ser una travesía cuesta arriba para algunas familias en España. De ahí que solicitar préstamos hipotecarios con carencia puede ayudar a paliar esta problemática.

¿Qué son préstamos hipotecarios con carencia?

Cuando surgen dificultades para pagar una hipoteca, el período de carencia es una opción invaluable. Esta carencia alude a un período que el banco establece para que el prestatario omita temporalmente el pago de los intereses de la hipoteca. Este período implicaría una disminución en la cuota mensual por los préstamos hipotecarios.

Hay dos formas de carencia hipotecaria: parcial y total. La primera solo exonera por un período de tiempo al cliente sobre los intereses del préstamo. Una carencia total por otra parte, permite dejar de abonar el pago tanto de los intereses como del capital. En casos de dificultades económicas, haber optado por la carencia de hipoteca será un beneficio.

¿Cuáles son las desventajas de la carencia hipotecaria?

El primer inconveniente de una carencia hipotecaria es que el préstamo tiende a encarecerse. Además, para solicitar un período de carencia se requiere de tramitar una novación. Este es un procedimiento a través del cual se negocian las condiciones de la hipoteca con el banco. Este proceso requiere un gasto adicional por parte del cliente.

Por ejemplo, se solicita un préstamo de 150.000 euros con un plazo de amortización de 20 años. El tipo de interés fijo será de 1,8 % y un período de carencia de 24 meses. Sin optar por la carencia hipotecaria, el cliente pagará un total por el préstamo de 178.727,78 euros. Mientras que al solicitar un período de carencia, el monto final de la hipoteca será de 181.121,40 €.

Otra desventaja de los préstamos hipotecarios con carencia es que la entidad bancaria puede obligar a contratar vinculaciones. O quizás aumente el interés aplicado a la hipoteca. En definitiva, una carencia hipotecaria es un procedimiento financiero costoso que hay que evaluar antes de solicitar.

Préstamos hipotecarios con carencia

¿Con cuáles entidades bancarias se puede obtener un período de carencia?

Antes de solicitar préstamos garantía hipotecaria pensando en el período de carencia, es necesario analizar el mercado. Algunas de las entidades que ofrecen préstamos hipotecarios con carencia son: Liberbank, Abanca, Bankinter y Laboral Kutxa.

Ahora bien, la carencia hipotecaria no es la única forma de mejorar las condiciones de un préstamo. También se puede aumentar el plazo de amortización de la hipoteca. Por supuesto, esto también implicará un gasto adicional, pero quizás sea menor que con el período de carencia.

Solicitar un período de carencia en la hipoteca puede beneficiar cuando hay problemas económicos que dificultan el pago del préstamo. No obstante, conlleva gastos que quizás no se tenían previstos. Si quieres ahorrar dinero y de igual forma solicitar una carencia hipotecaria, es mejor que compares tus opciones.

A través del comparador de hipotecas puedes seleccionar cuál hipoteca es la más barata. Si escoges un préstamo económico, no tendrás dificultades para pagar las cuotas y requerir del período de carencia.

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!