Préstamo urgente sin papeleos

Préstamo Urgente sin papeleos

Si necesitas un préstamo urgente o un dinero hoy para cubrir alguna necesidad urgente, los créditos para conseguir dinero rápido son la solución ideal para resolverte tu economía. Compara gratis, descubre las mejores ofertas de créditos rápidos del momento y consíguelos sin papeleos, 100 % online y en solo 15 minutos.

>comparador

¿Cuándo llegará el dinero rápido a mi cuenta?
La gran ventaja de los créditos rápidos sin papeleos es que, como su propio nombre indica, nos permiten conseguir dinero urgente al cabo de pocos minutos de realizar la solicitud. No obstante, aunque las entidades de préstamos urgentes realicen las transferencias al instante existen ocasiones en las que el dinero rápido puede tardar en llegar hasta varios días. Esto se debe a que las transferencias entre cuentas de bancos diferentes no son inmediatas. Como los prestamistas no trabajan con todos los bancos, si nuestra cuenta corriente no es de la misma entidad en donde el crédito rápido tiene su cuenta y desde donde realizan la transferencia del crédito rápido, el préstamo tardará más en llegar, aunque la orden de la transferencia se haya realizado en el momento en el que reciben el contrato.

prestamos-urgentes

 

Para intentar corregir esta desventaja de que las transferencias tarden más tiempo si las cuentas son de bancos distintos, muchas entidades de créditos rápidos han acudido a aplicaciones y servicios adicionales que nos permitirán conseguir el dinero rápido al instante:

Servicios como Trustly, una entidad que trabaja con el 90 % de los bancos de España para evitar la tardanza de las transferencia del dinero urgente entre cuentas diferentes y que automatiza el proceso de transferencias para poder realizar los traspasos de los créditos de dinero rápido en cuestión de minutos sea cual sea la hora o el día.

Otras entidades utilizan Hal-Cash, un servicio para conseguir efectivo al instante en cualquier cajero automático. Este servicio nos permite conseguir dinero rápido en cualquier cajero, seamos clientes o no, y sin necesidad de tener una tarjeta. Simplemente escogiendo la opción Hal-Cash en el cajero e introduciendo el código que nos envíe la entidad de créditos rápidos el cajero nos dará la cantidad solicitada en el momento, sin tener que esperar una transferencia a nuestra cuenta y permitiéndonos obtener el crédito rápido al momento.
Tipos de créditos rápidos online que podemos contratar
Actualmente son muchas las entidades que ofrecen una gran cantidad de préstamos con los que podemos conseguir dinero urgente al momento. Según las diferentes características de cada tipo de financiación, podremos acceder a un tipo u otro de créditos rápidos para conseguir la liquidez que necesitamos al instante. Estos son los diferentes tipos de préstamos rápidos online que podemos contratar:

Minicréditos rápidos

Son préstamos concedidos principalmente por entidades de capital privado. Nos permiten conseguir pequeñas cantidades de dinero rápido, entre 50 € y hasta 1.200 € (aunque si somos nuevos clientes solo podremos acceder hasta un máximo de 750 €) en pocos minutos. Se reembolsan en un máximo de 30 días en una única cuota compuesta de capital más intereses. Su coste medio ronda el 1,1 % diario, por lo que 100 € prestados a 30 días generará 33 € en intereses y tendremos que reembolsar 133 € al final. Están diseñados para solventar pequeños imprevistos puntuales que requieren una respuesta económica inmediata.

Préstamos personales rápidos

Los préstamos personales los conceden tanto entidades bancarias como empresas de capital privado. Nos permiten conseguir cantidades de entre 3.000 € y hasta 60.000 € para financiar nuestros proyectos de mayor envergadura como la compra de un coche, la reforma del hogar, etc. Su coste ronda el 8 % TAE y los plazos de reembolso oscilan entre los 6 meses y los 10 años, según la cantidad que solicitemos. Pueden tardar más tiempo en concederse, pero actualmente es posible conseguir préstamos personales rápidos en solo 48 horas con una solicitud 100 % online.

Créditos al consumo

Son préstamos urgentes concedidos por entidades de consumo como grandes almacenes, concesionarios o compañías telefónicas. Nos permiten conseguir financiación para la compra de productos de la empresa que los concede. El capital máximo al que podemos acceder será el coste total del producto o un porcentaje. Al contrario que otros créditos rápidos, nos darán directamente el producto que deseamos comprar en vez del dinero rápido. Pueden venir en forma de préstamo rápido convencional o de tarjeta de crédito de la entidad. Sus costes variarán según el tipo de crédito al consumo que escojamos, aunque normalmente tienen ofertas para incentivar la venta de sus productos.

Tarjetas de crédito

Nos permiten disponer de dinero urgente al instante en cualquier momento y en cualquier lugar. No obstante, para poder conseguir este dinero rápido a crédito debemos tener con antelación la tarjeta ya que su proceso de contratación suele rondar entre los 10 días y las dos semanas. El límite máximo del crédito puede variar entre los 600 € y los 8.000 €, pero esta característica dependerá de cada tarjeta y de nuestro perfil financiero. El precio de aplazar las compras también puede variar según la entidad, aunque normalmente se sitúa entre el 12 % y el 29 % TAE en compras aplazadas. En compras que reembolsemos en su totalidad a principios del mes siguiente no nos cobrarán intereses.

Características y diferencias de los préstamos rápidos
Los diferentes tipos de préstamos rápidos tienen condiciones y características distintas que los convertirán en mejor o peor adaptados a la finalidad que deseemos darle al dinero urgente. En esta tabla podemos ver y comparar de manera fácil y rápida las diferentes características de cada uno de los créditos rápidos para saber escoger en el momento que necesitemos financiación:

Conocer las diferentes características que diferencian a cada tipo de financiación nos ayudará a acudir al tipo de crédito que mejor cubrirá económicamente nuestras necesidades. De esta manera podremos basar nuestra decisión de a qué tipo de créditos rápidos acudir según la característica que más nos interese y no solo por la velocidad con la que conceden el dinero rápido.
¿Dónde podemos contratar créditos rápidos?
Gracias al avance de las nuevas tecnologías y a la competencia entre diferentes tipos de entidades, hoy en día es posible conseguir dinero rápido a través de diferentes entidades financieras. Estas entidades nos permitirán conseguir créditos rápidos con diferentes características y ventajas que los harán más o menos aconsejables según la finalidad para la que deseemos utilizar el dinero urgente:

Entidades financieras de capital privado: son las que más créditos rápidos ofrecen, desde minicréditos al instante hasta préstamos personales de mayor envergadura. Gracias a que podemos solicitarlos de manera online, no requieren que cambiemos de banco
Bancos: son las entidades más populares y concurridas. Las entidades bancarias pueden ofrecer préstamos rápidos, pero solo a clientes del propio banco con una mínima antigüedad y vinculación. Si nuestra entidad no ofrece créditos rápidos, será muy complicado que otra nos permita acceder al dinero rápido que necesitamos sin ser clientes.
Empresas no financieras: comercios como grandes almacenes o empresas de telefonía también ofrecen financiación para la compra de sus productos. Esta financiación tiene como fin incentivar la compra en sus establecimientos por lo que podemos conseguir muy buenas ofertas y promociones. Estas entidades suelen tener un banco o una entidad financiera de capital privado detrás que es la que se encarga del análisis de solvencia de los solicitantes.
Cada prestamista tendrá unas ventajas determinadas que los harán más o menos adecuados a nuestra necesidad como la forma de reembolsarlo, la cantidad máxima a la que podemos acceder, la finalidad o el tiempo que tarden en transferirnos el dinero a nuestra cuenta.

¿Cuánto cuestan los créditos rápidos?
Según el tipo de créditos rápidos al que acudamos, sus costes variarán de acuerdo con sus características determinadas. En el caso de los minicréditos rápidos el coste es diario y ronda el 1,1 % al día, por lo que 100 € prestados a 30 días generarán una media de 33 € en intereses. Con los préstamos personales rápidos su coste ronda una media del 8 % TAE, aunque su coste variará mucho de acuerdo con el plazo, las vinculaciones, las comisiones o la cantidad de dinero rápido que contratemos. No obstante, cada caso es particular y dependerá de varios factores. Con la calculadora gratuita elaborada por los expertos en créditos rápidos de HelpMyCash podrás conocer cuánto te costará en total el préstamo online rápido que quieres solicitar según los diferentes factores que influyen en su coste:
¿Es posible conseguir créditos rápidos sin intereses?
Si. Debido al aumento de la competencia entre entidades son muchas las que ofrecen financiación sin coste para atraer a nuevos clientes. por lo que es posible conseguir créditos rápidos gratis, es decir, sin tener que pagar comisiones ni honorarios. Cada tipo de producto, tendrá un tipo de promoción diferente según las características de la financiación:

En el caso de los minicréditos rápidos existen algunos prestamistas que ofrecen minicréditos sin intereses ni comisiones, es decir, al 0 % TAE. Sólo tendremos que devolver el dinero rápido que hayamos dispuesto en el plazo establecido. Es importante cumplir con las condiciones específicas de la oferta para poder disfrutar de este crédito rápido gratuito.
Con los préstamos personales rápidos de mayor envergadura existen préstamos sin intereses, pero normalmente cuando se refieren a “sin intereses” se refieren al 0 % TIN , sin embargo estos préstamos rápidos tienen comisiones y vinculaciones que no los harán totalmente gratuitos, es decir, no son 0 % TAE. Para saber si un crédito rápido online es gratis debemos fijarnos en la TAE, el porcentaje que nos indica tanto los intereses como los costes asociados, contando con que las demás variables (plazo y capital) se mantienen igual. Con los créditos al consumo ofrecidos por empresas no financieras ocurre lo mismo.
Con las tarjetas de crédito si escogemos el pago total a fin de mes las entidades no nos cobrarán intereses. Por lo que si este mes realizamos una compra y la pagamos de manera total a comienzos del siguiente, solo tendremos que reembolsar el crédito utilizado sin honorarios ni comisiones. Aunque es importante tener seleccionada esta opción. Si lo devolvemos a plazos, sí que nos cobrarán comisiones.
Podemos conseguir créditos rápidos gratuitos. No obstante, NO es aconsejable solicitarlos solo porque son fáciles de conseguir y no cobran intereses.
Aunque sean gratuitos, solicitar dinero rápido significa endeudarnos y debemos reembolsar el dinero que hayamos contratado, sin intereses, dentro del plazo. Por esta razón es importante solo solicitar créditos rápidos cuando se trata de finalidades que sí requieren un extra de liquidez de la que no disponemos.

¿Es seguro contratar minicréditos rápidos online?
Contratar créditos rápidos a través de la red es completamente seguro. No obstante, como el mercado de los créditos de dinero rápido se ha popularizado, han aparecido también entidades ilícitas que buscan engañar a los usuarios. Para asegurarnos de que la entidad donde estamos solicitando el dinero urgente es legítima y segura es importante tener en cuenta estos parámetros:
NUNCA enviar dinero por adelantado: ninguna empresa de créditos rápidos nos pedirá que paguemos los “gastos de gestión” por adelantado. Por norma general los préstamos rápidos no tienen comisiones adicionales. De todas maneras, en el caso de que tengan comisiones nunca las pagaremos antes de que nos transfieran el dinero rápido a nuestra cuenta ya que se pagarían con la primera cuota de reembolso. Debemos dudar de las entidades que nos pidan dinero por adelantado.
NO pueden sacarnos de ASNEF: la única manera de dejar de figurar en ficheros de morosos es pagando la deuda existente, ninguna empresa de créditos rápidos podrá sacarnos a cambio de un pago por “costes de gestión” o “costes de abogados”. Solo la entidad que nos inscribió en el fichero es la que puede confirmar que el pago se ha realizado y nos puede sacar de estos ficheros.
Verificar la seguridad de nuestros datos online: las empresas de créditos rápidos online tienen numerosos protocolos de seguridad diseñados para proteger nuestros datos personales y económicos en Internet. Para asegurarnos de que nos encontramos en una página web segura debemos buscar estos dos indicadores: creditos rapidos
Que en la barra de dirección de la web de los créditos rápidos aparezca un candado verde
Que la url de la página comience por https:// es importante que termine con la “s” final ya que esto indica que el protocolo de seguridad de transferencia de datos online está activado
Tenerlo todo por escrito: debemos tener en cuenta que si firmamos el contrato, significa que estamos de acuerdo con las clausulas que aparecen en él. Por esto es vital que todas las condiciones estén por escrito en el contrato que firmemos, además de las mejoras en la oferta que nos hagan.
Cuidado con las empresas de recobro: si incurrimos en un impago y la entidad decide traspasar nuestra deuda a una empresa de recobros, deberán avisarnos de esta decisión.
Ante cualquier duda o sospecha de encontrarnos ante una entidad no legal debemos pausar cualquier proceso de solicitud y asegurarnos antes de proseguir. Si nuestro perfil no es el idóneo como solicitantes, debemos aceptar que es muy probable que nuestra solicitud sea rechazada ya que las entidades ilícitas suelen tener como víctimas a personas que buscan financiación y que las entidades de préstamos rápidos no aceptan por tener un perfil de riesgo demasiado elevado.

5 pasos para contratar préstamos rápidos y fáciles
El proceso de solicitud de los préstamos rápidos es muy sencillo ya que el objetivo de las entidades es ofrecer a sus usuarios dinero al instante. Este proceso es completamente online, sin apenas papeleos y con una solicitud muy sencilla y corta. Estos son los pasos a seguir para disfrutar del dinero rápido en nuestra cuenta en pocos minutos:

Elegir cuánto dinero rápido necesitamos: según el gasto que debamos realizar y el coste que suponga la financiación podemos escoger, gracias a los simuladores online de las plataformas de los créditos rápidos, cuánto dinero queremos y cuándo lo queremos reembolsar. Estos simuladores nos permiten conocer el coste total de la financiación antes de comenzar cualquier proceso de solicitud para poder calcular de antemano si seremos capaces de reeembolsar los minicréditos rápidos dentro del plazo.
Cumplimentar el formulario online con nuestros datos económicos y personales para que la entidad pueda realizar los análisis crediticios y evaluar si somos lo suficientemente solventes como para reembolsar el crédito solicitado sin problemas. Rellenar este formulario solo nos llevará unos minutos.
Enviar la documentación que nos pida la entidad de dinero rápido. Normalmente con unas fotos de nuestro documento de identidad y número de cuenta será suficiente para poder acceder a los créditos rápidos. Para enviar estos documentos se hará o bien a través de correo electrónico, adjuntos en el formulario. En ocasiones también se pueden utilizar aplicaciones de identificación online para contratar créditos rápidos sin papeleos.
Leer y firmar el contrato: una vez la entidad ha analizado nuestro perfil y ha aprobado la solicitud, nos enviará un correo con el contrato del crédito rápido online. Debemos leerlo con detenimiento y, si estamos de acuerdo con las clausulas que aparecen, firmarlo y volver a enviarlo para formalizar la solicitud de préstamos de dinero urgente.
Recibir el dinero: en el momento en el que el prestamista recibe el contrato firmado realizará de manera automática la transferencia del dinero rápido para que podamos tenerlo en nuestra cuenta en cuestión de minutos.
Siguiendo estos pasos no tendremos ningún problema en acceder a los créditos rápidos que queremos solicitar siempre que cumplamos con las condiciones que exigen las entidades para poder contratarlos. Aunque la entidad cambie levemente los pasos a seguir, la gran mayoría suele tener el mismo protocolo de contratación.

Cómo reembolsar los préstamos personales rápidos
Cada tipo de crédito tiene unas características de financiación y contratación diferentes y también son distintos a la hora de devolverlos. Para poder reembolsar los préstamos urgentes las entidades ponen a nuestra disposición diferentes métodos de devolución con los que podremos saldar el crédito solicitado:

Transferencia bancaria a la entidad : es la alternativa más utilizada con los créditos rápidos. Simplemente debemos indicar, tanto en la banca online o en nuestra oficina, el número de cuenta de la entidad y el capital a reembolsar. Es importante indicar en el concepto nuestros datos identificativos para que la entidad sepa que lo hemos reembolsado a tiempo. Debemos tener en cuenta que si la cuenta del prestamista no es del mismo banco que el nuestro, esta transferencia puede tardar varios días en hacerse efectiva y debemos contar con esta eventualidad.
Reembolso del dinero rápido en efectivo: podemos devolver el crédito rápido online con efectivo a través de un cajero automático o en la ventanilla de la entidad, indicando el número de cuenta y los datos pertinentes para verificar que es nuestro pago en el concepto. Los créditos rápidos suelen poner a nuestra disposición diferentes cuentas en distintas entidades para que podamos acudir a la que más nos convenga. Para realizar este tipo de reembolso debemos acudir a una sucursal de la entidad donde la empresa de créditos rápidos tenga una cuenta.
Domiciliar el pago a nuestra cuenta: es la forma de reembolso más típica en los préstamos personales rápidos de cantidades superiores. Se trata de programar el pago del crédito junto con sus intereses en la fecha acordada como si se tratase de una factura o un recibo. De esta manera se cargará el pago de manera automática en nuestra cuenta corriente al igual de que si se tratase del pago de un recibo.
Pago con tarjetas: es como si se tratase de una compra online. Para llevar a cabo el pago deberemos hacerlo desde la plataforma del prestamista, introduciendo en el apartado que indiquen los datos de nuestra tarjeta de débito. En este caso no será necesario introducir los datos identificativos ya que lo haremos desde nuestro usuario en la web.
Según el tipo de crédito rápido que tengamos contratado la forma de reembolsarlo ya estará predeterminada, aunque cada vez son más las entidades que nos permitirán escoger el método de devolución que más nos interese. Sea el tipo de reembolso que sea, es importante que el pago siempre esté bien identificado para que no tengamos ningún malentendido con la entidad de préstamos rápidos.

¿Qué hago si no puedo pagar los minicréditos rápidos?
Siempre, antes de solicitar cualquier tipo de financiación, debemos estar completamente seguros de poder hacer frente al reembolso. No obstante. si ante cualquier imprevisto nos vemos incapaces de hacerlo, existen dos opciones que nos permitirán reembolsar el crédito de manera más cómoda sin caer en un impago:

Para evitar un impago la mejor opción es solicitar una prórroga, es decir, ampliar el plazo de reembolso unos días más hasta poder recuperar nuestra economía y devolver el crédito rápido online. Se trata de una opción más barata que no pagar ya que, por lo general, los intereses de la prórroga son similares a los intereses habituales y solo pagaríamos por los días de más que tengamos el crédito. En cambio, ante un impago, los intereses son mayores y además también podrán cobrarnos otras penalizaciones por el retraso.

Para entender mejor cómo nos cobrarán según la opción a la que acudamos, en la siguiente tabla podemos ver cómo evolucionan los costes de dos minicréditos rápidos de 100 € a devolver en 30 días, con un coste medio del 1,1 % diario y una prórroga o un impago de 15 días adicionales al plazo acordado:



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!