Préstamos privados sin propiedad

La figura del prestamista privado vino a surgir ante la dificultad de conseguir financiamiento a través de una entidad bancaria. No obstante, pocos conocen qué beneficios pueden obtener a través de estas empresas de capital privado. Además, cómo obtener préstamos privados sin propiedad, y qué regulación hay tras estos.

¿Cómo surgieron los prestamistas privados?

Los prestamistas de capital privado siempre han existido. Primero en la antigüedad surgieron los trueques, uno de los intercambios financieros más populares. A medida que fue avanzando la humanidad se comenzó a utilizar dinero real para prestar, con el cobro de un interés. Entonces, los prestamistas privados aparecen como una excelente opción de financiamiento.

Préstamos privados sin propiedad

En el siglo XVIII se crean las entidades bancarias y a partir del momento, los préstamos se concentran en los bancos. Sin embargo, las crisis financieras de los últimos tiempos han recrudecido los métodos para acceder a los productos financieros más básicos. Por tanto, cobran mayor importancia los prestamistas de capital privado.

Entre los servicios que llaman la atención de estos prestamistas están los dirigidos a quienes tienen una situación financiera difícil. Por ejemplo, los créditos privados ASNEF, para parados o los préstamos privados sin propiedad. Este último se abordará de manera más amplia a continuación.

¿Qué implica solicitar préstamos privados sin propiedad?

En estos casos, el prestamista privado otorga una cantidad de dinero a un particular, sin exigir una propiedad en garantía. Por lo general, aplican dentro de este servicio los préstamos privados de poca cuantía. Ahora bien, que no se solicite un inmueble como garantía no quiere decir que no se deban cumplir algunas condiciones.

Entonces, ¿cómo se pueden obtener préstamos privados sin propiedad? Antes de solicitarlos será necesario devengar de manera constante un ingreso. De esta manera, se podrá garantizar la devolución del crédito que otorgará el prestamista privado.

Cuando se realiza una solicitud de crédito sin vivienda, el prestamista puede exigir la presentación de una nómina. También se estila pedir una justificación de los ingresos del prestatario, que esté avalada por un contador colegiado. Así, el prestamista privado podrá tener la seguridad del reembolso del crédito sin aval de propiedad.

¿De qué otra forma se garantiza la devolución de los préstamos privados sin propiedad?

Los préstamos privados sin propiedad también pueden ir avalados por otra clase de garantía, distinta a la hipoteca. Por ejemplo, algunos prestamistas privados aceptan que un avalista se comprometa a responder por el crédito. En caso que el prestatario no pudiese cancelar el préstamo privado, esta persona e obligará a responder.

Otros prestamistas particulares aceptan un vehículo, una licencia de taxista, acciones en la bolsa o más. Lo importante será comprometer el reembolso del dinero que se prestará, independientemente del modo utilizado.

Préstamos privados sin propiedad0

Una garantía para obtener buenos préstamos privados sin propiedad

Con Zascredit puedes asesorarte sobre cuál es la mejor opción para solicitar un préstamo sin propiedad. Somos un comparador de créditos que busca, evalúa, compara y encuentra el crédito que te conviene. Para conseguir préstamos privados sin propiedad basta con llenar el formulario de Zascredit. En poco tiempo recibirás la respuesta que estabas esperando, financiamiento sin mucho papeleo y con condiciones ideales.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!