Prestamista particular con garantía

La búsqueda de financiación se hace cuesta arriba en la banca común. Los requisitos que se solicitan en estas entidades bancarias son muy difíciles de conseguir. Por otro lado, el tiempo de aprobación es muy lento. Muy al contrario, un prestamista particular con garantía ofrece liquidez monetaria rápidamente, con solo un aval.

Facilidades al aportar una garantía

Cuando se solicita un préstamo, lo más seguro es que se solicitarán algunos requisitos. Los prestamistas particulares no exigen documentos especiales, a diferencia de los bancos tradicionales.

Los préstamos entre particulares se basan en la aportación de capital privado a personas o empresas. El acuerdo de préstamos particulares se realiza a través de Internet, motivo por el que la celeridad es su característica principal. El requisito principal para dar un crédito de esta categoría es la presentación de un aval.

La garantía de un préstamo es diversa, según la necesidad del prestamista. Por ejemplo, están los prestamistas que aceptan propiedades mobiliarias, como vehículos, licencias de taxi o nóminas. Estos préstamos pueden ser de alto o bajo importe, dependiendo del valor de la garantía.

Por otro lado, está el prestamista particular con garantía hipotecaria. Estos prestamistas exigen que se comprometa como prenda, una propiedad inmobiliaria. La vivienda, piso o incluso local de negocio que se ponga como garantía debe estar libre de deudas. No obstante, puede servir una propiedad con hipoteca que no rebase determinado porcentaje.

 ¿Para qué se utilizan los préstamos con garantía hipotecaria?

Los préstamos hipotecarios son productos financieros que proporcionan acceso a grandes cantidades de dinero. Aunque a muchos les preocupa poner en riesgo su vivienda, son un producto financiero cómodo. Además de que se accede a buen importe, por lo general son préstamos de largo plazo.

El uso que se le da al dinero de un prestamista particular con garantía es variado. Este prestamista no requerirá que se justifique el uso del crédito. Por lo tanto, puede usarse para comprar una vivienda, reformar una casa, pagar una deuda, cancelar un embargo o pagar impuestos sucesorales. No importa en qué se desee usar el dinero, lo que importa es que se cumpla con los requisitos básicos.

Estos créditos se obtienen fácilmente a través de Internet, por medio de un prestamista particular con garantía. La aprobación de estos préstamos es rápida pues solo requiere llenar un formulario, en un período de 72 horas se puede recibir el dinero. No se requieren documentos especiales, solo una identificación, demostración de solvencia y el aval.

Prestamista particular con garantía
Prestamista particular con garantía

Acudir en ayuda a un prestamista particular con garantía

Si se desea pedir un préstamo con garantía, la mejor opción es comparar las opciones. Hay muchos prestamistas, unos más flexibles que otros. Al momento de solicitar un crédito, será necesario evaluar las condiciones del prestamista. Esto incluye el porcentaje de interés, la tasa anual equivalente, las comisiones que derivan del préstamo y más.

Zascredit te permite comparar los créditos hipotecarios, para encontrar el que posee mejores condiciones. Si estás pensando solicitar un producto financiero, no dudes en comparar tus opciones con Zascredit.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.