Diferencias claves entre créditos y préstamos entre particulares

Muchas personas consideran que la palabra crédito equivale a préstamos, y no es así. Aunque pueda generar confusión, ambos términos se refieren a productos de financiación distinta. Conoce qué son los préstamos entre particulares, y en qué se diferencian de los créditos.

Préstamos entre particulares

A través de los préstamos entre particulares, una persona recibe una cantidad de dinero de una entidad distinta al banco. Desde el primer momento se hace entrega de un monto específico, previamente pactado. También se establecen las condiciones, incluida la devolución del dinero y los planes de amortización correspondientes.

En caso de que el prestatario decida cambiar las condiciones, esto supondrá costos adicionales. Por ejemplo, puede que se solicite amortizar la deuda con anticipación. Esto es posible, pero generará gastos en el cliente del préstamo. También se establecen intereses de mora por incumplimiento del pago en las cuotas.

En los préstamos entre particulares, el prestamista ofrece el dinero por un interés. Este interés, sea fijo o variable, se cancelará de manera equitativa durante el tiempo que dure el préstamo. Como puedes ver, la diferencia entre los préstamos bancarios y los particulares no es muy distinta. ¿En qué se diferencian?

Los bancos tradicionales dan préstamos, pero las exigencias son mayores que con los prestamistas particulares. Además, el tiempo de aprobación de un préstamo particular es mucho menor que con los bancos comunes. Así que en momentos de dificultad y necesidad financiera, pedir préstamos privados es la mejor opción.

Créditos entre particulares

Al igual que los préstamos entre particulares, el crédito implica la aprobación de una cantidad de dinero. Sin embargo, las estipulaciones pueden ser distintas. Por ejemplo, puede que una persona disponga del dinero de manera paulatina, durante el tiempo del crédito. A medida que necesite el dinero, podrá solicitar un monto que no exceda a lo pactado.

Una vez cumplido el plazo, el cliente tendrá que devolver el dinero y los intereses que se hayan estipulado. No existen cuotas de amortización para los créditos, pues el cliente puede devolverlo en el momento que lo desee. De hecho, hacerlo así le permite tener mejor perfil financiero con la entidad bancaria o particular.

Los créditos capital privado aventajan a los préstamos en el sentido de que pueden ampliarse o pedirse de nuevo, una vez pagados. Sin embargo, los intereses de los créditos son mucho más elevados que los de los préstamos. Por esa razón, es importante evaluar cada caso y decidir lo que más conviene.

préstamos entre particulares

¿Préstamos o créditos?

La elección dependerá de la necesidad financiera del momento. Puede que a algunos les convenga un crédito a corto plazo, para no endeudarse por mucho tiempo. Pero quizás a otros les convenga un préstamo personal o hipotecario, que ofrezca más dinero y tiempos más cómodos de amortización. Sea cual sea la elección, comparar los préstamos y créditos siempre será ventajoso.

Zascredit puede ayudarte a comparar las condiciones establecidas por cada prestamista. Incluye una valoración de los intereses, de la tasa anual equivalente y los gastos de comisión. Además, examinará esta búsqueda tomando en cuenta lo que indique en el formulario en línea. ¡Compara ya tus productos de financiación!



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!