¿Cómo conseguir una hipoteca con aval?

El avalista es un recurso que puede contribuir a dar fuerza al compromiso crediticio de una persona. No obstante, con el paso del tiempo las entidades bancarias han dejado de solicitar un avalista. Ahora bien, ¿cómo conseguir una hipoteca con aval? ¿Es posible? Examina a continuación todo lo que involucran los avales hipotecarios.

¿Qué es un aval?

El aval puede ser una persona jurídica o física que se impone como garante del cumplimiento de un compromiso financiero. Es decir, será la persona que asumirá el pago de una deuda, cuando el titular principal no pudiese pagarla.

La figura del aval puede ser necesaria cuando se hace la solicitud de un préstamo hipotecario. Sin embargo, también es un recurso cuando se contrata a un empleado o cuando se arrienda un inmueble. No obstante, en este particular tomaremos en cuenta el primer caso.

¿Qué requisitos debe cumplir la persona que desee ser aval de otra?

La mayoría de las entidades bancarias solicitan los mismos requisitos para el aval o el titular del préstamo hipotecario. Esta persona tendrá que poseer estabilidad laboral y una fuente de ingresos que sea periódica y suficiente. En general, se espera que tenga un trabajo fijo, con antigüedad de al menos dos años.

A los titulares de una hipoteca se les solicita tener un 30 % del costo del inmueble en ahorro. De esta manera, el banco tiene la seguridad de que se podrá asumir el compromiso financiero. Por otro lado, el ingreso tanto del titular como del avalista debe ser mayor que el porcentaje de interés de las cuotas mensuales. Se establece que la deuda no exceda el 35 % de estos.

¿Cuáles son los problemas de avalar un préstamo hipotecario?

El riesgo asumido en esta transacción va a depender del perfil financiero del titular del préstamo. Además, de las posibilidades del avalista en cuanto a la asunción del compromiso.

Desafortunadamente, el avalista entra en funciones cuando se ha declarado un incumplimiento de la deuda por parte del titular. Entonces, esta persona que ha servido de aval tendrá que asumir las cuotas pendientes con intereses de mora, hasta que se amortice el préstamo.

Por supuesto, los estatutos del Banco de España han dictaminado que el avalista está en pleno derecho de reclamar al titular la devolución del dinero. No obstante, esta situación puede terminar tensando las relaciones interpersonales o acabando en querellas judiciales.

Cómo conseguir una hipoteca con aval

¿Cómo conseguir una hipoteca con aval?

Ahora bien, hay quienes prefieren seguir usando un avalista en sus transacciones financieras. En estos casos se pregunta, cómo conseguir una hipoteca con aval. Pues bien, las entidades bancarias actuales no precisan que el cliente presente avalista, por los inconvenientes antes mencionados.

No obstante, acceder a algunos productos es más fácil si se cuenta con este recurso. Por ejemplo, quizás un titular no cuente con el perfil para que se le otorgue determinado préstamo hipotecario. Entonces, el avalista puede sumar puntos a este perfil y permitirse el otorgamiento del financiamiento requerido.

Otra forma cómo conseguir una hipoteca con aval es comparando estos préstamos en Zascredit. Quizás encuentres una mejor oferta, sin necesidad de presentar un avalista.

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!