Tarjeta de débito

Cuando la cuenta bancarias empezar a utilizarse como un método de pago en un mercado de financiamiento y comercialización, el efectivo poco a poco quedaba como un instrumento renegando al dinero virtual, propiciado por el internet como plataforma de alojamiento. De esta forma, surge la necesidad de crear la tarjeta de débito, un nuevo instrumento enfocado a poder realizar compras sin necesidad de contar con efectivo

De hecho, la misma tarjeta de débito motivos  la creación de los cajeros automáticos, porque con la misma se puede retirar lo que viendo el dinero en efectivo. Vamos a entender mejor cómo funciona esta tarjeta en el mercado internacional

Definición de lo que es una tarjeta de débito

Una tarjeta de tarjeta de débito es un instrumento bancario con el sur se pueden hacer compras en cualquier parte y retirar dinero de un cajero automático. La tarjeta en sí, he de plástico y cuenta con una banda o cinta que se pasa mediante el punto electrónico que hará el débito.

Otro tipo de tarjeta de débito no utiliza la cinta propiamente, sino que se maneja mediante un chip incorporado a la tarjeta como tal. De esta forma, la tarjeta pasa mediante el punto o lector para poder así concretar una compra rápida con dinero electrónico

¿Cómo funciona una tarjeta de débito?

Básicamente este instrumento bancario funciona a partir de la idea de tener una cuenta bancaria que permite tener anexada una tarjeta de este tipo para así poder hacer compras que se debitan de la cuenta que recibe dinero o liquidez.

Cuando tenemos una cuenta nómina, percibimos un capital o sueldo. Este se deposita en una cuenta bancaria, y poder utilizarlos no necesariamente debemos trasladarnos a la entidad bancaria para retirar el dinero y comprar. Solo seleccionamos los productos y en la caja de compra, se pasa la tarjeta de débito por un punto que necesita de una clave personal con la tarjeta para poder así proceder con la compra.  Esta culmina al momento de facturar y de evitar por parte de la empresa donde se compra el dinero.

Tarjeta de débito

Ventajas de contar con una tarjeta de débito

  1. Con una tarjeta de débito no necesitamos contar con efectivo en el bolsillo, lo que muchas veces supone un riesgo por temas de robo o pérdida
  2. Cuando a la tarjeta de este tipo, de débito, procesa constantes compras y recibe a su vez capital por ingresos personales, nos permite ostentar una tarjeta de crédito asociada a dicha cuenta
  3. Las tarjetas de débito permiten hacer compras mediante el punto electrónico, que con un buen internet procede de forma totalmente rápida. De esta forma se evita el contar alta cantidades de dinero al momento de proceder con la compra en caja o institución

¿Va a desaparecer la tarjeta de débito?

De momento, la tarjeta no va a desaparecer debido a que representa un instrumento moderno con el cual poder hacer compras. Eso sí, las constantes transferencias representan una amenaza para las mismas, en la que se pueden hacer pagos por una transferencia electrónico y no disponer de un punto electrónico que si presenta fallas, no permite pasar la tarjeta de débito



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.