Prestamistas particulares

En España, hace poco atrás cuando se hablaba de prestamistas, solo se hacía referencias a entidades bancarias convencionales, las personas cuando necesitaban algún tipo de financiamiento o crédito para realizar proyectos debían únicamente recurrir a las entidades bancarias. Hoy en día, en nuestro país, se abre un nuevo mundo de posibilidades con un producto novedoso: los  prestamistas particulares. Esta nueva modalidad permite conseguir créditos o préstamos y destacan principalmente por la inmediatez en el proceso de solicitud y de concesión.

No obstante, al hablar de prestamistas particulares existe mucha desinformación y es importante conocer el proceso y funcionamiento para evitar problemas a futuro. Uno de los puntos más importantes y que muchas personas desconocen es que los préstamos lo pueden hacer cualquier persona, una persona fisca, autónomo o una empresa, el único requisito es que el préstamo sea documentado y se tribute por el mismo.

Tipos de productos de los prestamistas particulares

Con características novedosas los prestamistas particulares se adentran en diferentes sectores del mercado financiero y ofrecen productos de diferentes tipos como lo son:

  1. Minicréditos: es el producto más comercializado por los prestamistas particulares, sin embargo, solo se pueden obtener préstamos de baja denominación pero en cuestión de minutos y con poco requisitos.
  2. Créditos inmediatos de mayor envergadura: permite solicitar mayor cantidad de dinero al que ofrecen los minicréditos y es reembolsado en cuentas mensuales.
  3. Créditos para empresas: estos son prestamistas dispuestos a financiar a entidades y autónomos.
  4. Créditos con garantía hipotecaria: al colocar la vivienda como garantía de pago muchos prestamistas particulares ofrecen financiamientos muy elevados, con requisitos bastantes flexibles.
  5. P2P: de manera online se pueden obtener financiamientos gestionados por entidades privadas a través de sitios web.

Es importante aclarar que los bancos convencionales no están 100 por ciento fuera del juego, muchas entidades bancarias han adaptados sus préstamos de manera ventajosa para competir con los prestamistas particulares mano a mano en algunos de los sectores, sin embargo, sus productos poseen características muy distintas.

Prestamistas particulares

Prestamistas particulares entre familiares

Actualmente existen muchos prestamistas particulares que ofrecen sus servicios, y sorprende saber que uno de ellos puede ser un familiar. Sabemos que en muchas oportunidades has escuchado sobre préstamos entre familiares, pues realmente es posible y la manera de hacerlo legal es la siguiente:

  • Presentarlo en la hacienda pública para informar sobre el crédito.
  • Devengar un interés mínimo, el mínimo permitido por la ley.

Persona física y empresa siendo prestamistas particulares

¿Existe alguna si los prestamistas particulares son personas físicas o una empresa? La verdad es que no existe ninguna diferencia. Para la persona que solicita el préstamo le es indiferente si quien presta el dinero es una persona física o actúa como empresa. No obstante, para el prestamista si pueden existir diferencias.

Para disfrutar de las ventajas fiscales que existen se pide obligatoriamente firmar como persona física, ya que al firman como empresa tiene mayor coste. Además, es común que las empresas a la hora de firmar lo hagan a través de entidades bancarias, y es allí donde se encuentra la mayor diferencia entre los prestamistas particulares.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.