Créditos a parados

Califica este post

El 2018 cerró con más de 3.000.000 de parados, personas que aunque no tienen empleo tienen necesidades económicas que suplir. Si estás en esta condición, te alegrará saber que existe la posibilidad de solicitar créditos a parados.

La situación de paro tiene solución

Cuando se tiene un empleo es fácil cubrir con las necesidades básicas y las facturas mensuales. Sin embargo, cuando se atraviesa por un período de paro, la crisis financiera puede ser un torbellino arrasador. Durante estos períodos algunos deciden ahorrar al máximo, pero otros buscan financiamiento para solventar su situación. ¿A dónde acuden?

Créditos a parados

Muchos parados acuden a su banco para solicitar un préstamo para sobrellevar el período de desempleo. Sin embargo, las entidades bancarias cierran a cal y canto cualquier posibilidad de los créditos a parados. Para los bancos estar desempleado es sinónimo de insolvencia, y esto no es del todo cierto.

A pesar de la grave situación financiera que puede atravesar un parado, existe una solución: los préstamos privados. Estos productos financieros son una ayuda para cuando te encuentres desempleado.

Créditos a parados con prestamistas particulares

Un préstamo de capital privado puede ayudar a un desempleado a generar ingresos de manera autónoma. Con el fin quizás de montar un negocio propio que pueda ayudar a sobrellevar los embates de la crisis financiera.

Los créditos a parados no son de un importe elevado, pero pueden subsanar cualquier dificultad económica. Por lo general, se pueden conseguir préstamos desde 400 hasta 1000 euros, en esta condición. Sin embargo, será necesario establecer garantía de que se devolverá el dinero.

Solicitud de créditos a parados

Préstamos dirigidos a desempleados son un producto muy popular en las empresas de capital privado. Su solicitud se establece a través de internet, sin necesidad de hacer largas filas en una entidad bancaria. Además, no exigen una larga lista de requisitos que imposibiliten la consecución del crédito.

Los requerimientos exigidos por los prestamistas de capital privado son mínimos, entre los cuales cuenta ser mayor de edad. Además, se exige que el solicitante esté residenciado en España, independientemente de la ciudad.

En la mayoría de los casos, el prestamista necesitará argumentar sus ingresos a través de un documento firmado por un contable. También evaluará el historial crediticio de la persona, revisando si está moroso en ASNEF. De ser así, quizás la solicitud de créditos a parados sea rechazada.

Aportar una garantía al solicitar créditos a parados

No todo está perdido para el desempleado, pues existe una baza que pueda hacerlo acreedor de un crédito. Aportar una garantía hipotecaria puede ser la solución a los problemas financieros de un parado.

Créditos a parados

Conseguir créditos a parados con una garantía hipotecaria

Los prestamistas particulares pueden dar créditos a parados si colocan un inmueble libre de gravamen como garantía. Esta propiedad puede ser personal o de algún familiar, incluso de un amigo. Es más, cuando se presenta un inmueble como garantía, el préstamo puede elevarse.

Zascredit el comparador hipoteca y empresas de capital privado, puedes escoger la que ofrezca el mejor préstamo. Asegúrate de llenar el formulario y en poco tiempo obtendrás las mejores ofertas crediticias.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.