Avalar un préstamo con una propiedad

Los préstamos entre particulares con aval presentan a muchos la oportunidad de resolver sus problemas económicos. Están muy de moda pues las entidades bancarias generalmente colocan muchos requisitos para obtener financiación. Por eso es conveniente saber cómo avalar un préstamo con una propiedad, sin riesgos de perderla.

Mecanismo para avalar un préstamo con una propiedad

Los préstamos con aval pueden solicitarse en los bancos comunes o con prestamistas privados. La finalidad de este financiamiento es otorgar el dinero que se necesita para dar solución a problemas financieros. Avalar un préstamo con una propiedad puede ser opción para conseguir dinero de forma rápida y segura.

Con los prestamistas de créditos capital privado se puede conseguir el dinero sin mucho trámite. Sin embargo, los intereses son más altos que con las entidades bancarias. Quizás esta es la diferencia más notoria. Sin embargo, el precio a pagar con prestamistas privados no se compara con los beneficios derivados del acuerdo.

Al avalar un préstamo con una propiedad, el cliente puede aportar muebles o inmuebles. Dependerá de las exigencias del prestamista para decidir cuál propiedad se utilizará como garantía. Los prestamistas legales no aceptan joyas, pues no son casas de empeños. Sin embargo, sí se aceptan vehículos o propiedades inmobiliarias.

Propiedades inmobiliarias como aval

Por norma general, un inmueble es la garantía más solicitada por los prestamistas. El valor de la propiedad deber ser igual o mayor al préstamo que se dará. Por esta razón, primero se realizará un avalúo de la garantía presentada. Cando se presenta el aval se realizan los trámites legales correspondientes y se otorga el préstamo hipotecario. En realidad, el proceso es bastante sencillo.

Con los préstamos entre particulares con aval es posible solventar cualquier crisis económica. A través de esta forma de financiamiento sirve para invertir en algún emprendimiento. De esta manera, el dinero prestado reportará beneficios posteriores.

El inmueble usado para avalar un préstamo con una propiedad no tiene que ser del titular del financiamiento. También puede ser de un amigo o familiar. Además, puede ser una vivienda, un piso, un local de negocio o una nave industrial. Siempre que las propiedades inmobiliarias estén libres de deudas.

Beneficios de los préstamos con aval

Son muchos los beneficios de los préstamos de capital privado; mucho más cuando se presenta un aval. Por ejemplo, el préstamo es aprobado más fácilmente cuando existe una garantía de que se devolverá el dinero. De hecho, el préstamo es mucho más elevado cuando los prestamistas cuentan con una garantía inmobiliaria.

Por otra parte, los préstamos con aval se pueden cancelar en plazos más largos. Algunos de estos préstamos presentan plazos de 1 a 5 años, en los cuales el cliente paga cuotas mensuales. De manera que se presentan mayores facilidades de pago a fin de paliar un poco a crisis financiera que impera hoy día en el mundo.

Avalar un préstamo con una propiedad

Consejos para solicitar esta clase de préstamos

Es cierto que dar una garantía de patrimonio propio puede significar un riesgo. No obstante, cuando las cosas se hacen bien no hay porqué tener miedo. Entonces, el primero consejo es evaluar la situación financiera y determinar si es verdaderamente necesario el préstamo.

Una vez considerado que el préstamo es la mejor opción, lo ideal es buscar la mejor entidad financiera. Este será aquel que pueda ofrecer la tasa de interés más baja, con un plazo más largo de amortización. Zascredit puede ayudarte a hacer una valoración, a través de su comparador de préstamos.

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!