Estrategias cómo negociar la hipoteca con mi banco

Cuando las condiciones de la oferta hipotecaria no te satisfacen, tienes una solución: negociarlas. En Zascredit te mostramos algunas estrategias cómo negociar la hipoteca con mi banco. Así podrás llegar a un acuerdo que te convenga y evite complicaciones actuales o futuras.

Negociación de un préstamo con buenas condiciones

Si encuentras la casa de tus sueños y necesitas un producto financiero para adquirirla, debes tomar en cuenta algunos puntos. Primero, los préstamos hipotecarios son productos de largo plazo. Por lo tanto, entrarás en una relación financiera con el banco que durará muchos años.

También debes saber que necesitarás tener a mano una serie de documentos y un perfil crediticio atractivo. De hecho, esto es lo que sobresaldrá al intentar cómo negociar la hipoteca con mi banco.

Al emprender la negociación de tu hipoteca debes saber que el banco es un aliado, no un enemigo. Estas entidades financieras estarán buscando que compres su producto y te plantearán su oferta. No obstante, puedes tratar de negociar con ellos ciertas condiciones, si ves que no son totalmente justas. O que quizás a futuro puedan ser difíciles de cumplir.

¿Cuáles son las estrategias cómo negociar la hipoteca con mi banco?

En la formalización de un préstamo hipotecario hay dos partes: el banco y tú. Si quieres aumentar tu capacidad de negociación con la institución financiera, presta atención a los siguientes consejos:

¿Te puede interesar?  Prestamos hipotecarios

Ten ingresos periódicos

Un cliente con un contrato de trabajo fijo y con cierto tiempo de antigüedad genera una mayor confianza. Por lo tanto, el banco querrá que compres su producto y mantener una relación con un cliente responsable. Si eres funcionario, si adquieres el préstamo en pareja, si tienes ingresos periódicos y sustentables. Estas son características de un buen perfil cómo negociar la hipoteca con mi banco.

Muestra tu capacidad de ahorro

Lo más recomendable al negociar tu hipoteca con el banco es que poseas un porcentaje de ahorros adecuado. Por ejemplo, la mayoría de los bancos aprueban en la actualidad un 80 % del valor del inmueble en el mercado. Entonces, el cliente debe tener el 20 % restante para hacer la compra.

Por supuesto, puedes negociar hipotecas 100 % si el valor del inmueble es bajo y tus ingresos son elevados. Pero es más seguro que cuentes con un porcentaje del 30 % para cubrir la inicial y los gastos de formalización del préstamo.

cómo negociar la hipoteca con mi banco

Negocia los gastos que rodean la formalización de una hipoteca

Una de las estrategias más hábiles para ahorrar es atender cómo negociar la hipoteca con mi banco y sus condiciones. Por ejemplo, en Zascredit puedes primero comparar las hipotecas y elegir entre las que exoneran comisiones. En este comparador puedes encontrar el préstamo que más te convenga.

En este punto también se involucran las vinculaciones, que son productos o servicios que ofrece la banca para abaratar la hipoteca. Aunque ningún banco puede obligarte a contratarlas, hacerlo puede ahorrarte dinero.

Por ejemplo, en una hipoteca variable el diferencial puede estar condicionado a una bonificación. Si quieres bajar el diferencial debes quizás domiciliar una nómina o contratar un seguro. Es conveniente que analices si es lo que buscas.

¿Te puede interesar?  Los préstamos hipotecarios del 100 % si son posibles

 



Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte!

Comparte este contenido a un amigo!