Los créditos para startups pueden ser una necesidad

El mercado laboral cada vez está más intrincado y más personas desean emprender su propio negocio. Montar una startup puede ser el sueño de muchos, pero hacerlo realidad cuesta mucho dinero. Acá te mostramos cómo iniciar en el emprendimiento y cómo conseguir créditos para startups en España.

¿Qué es una startup?

Se trata de una empresa que da comienzo a un negocio nuevo, que están en proceso de formación. Las compañías que se incluyen dentro del término startup son variadas. No obstante, la mayoría están relacionadas con las telecomunicaciones y el Internet. Podría decirse que emprender un negocio de este tipo no supondría inversión tan elevada, pero no es así.

Iniciar en una startup

Para levantar un negocio incipiente hay varios procesos que son similares a los que implicaría cualquier empresa. Se necesitará capital para invertir en la creación de la empresa, por lo que quizás se necesiten créditos para startups.

Lo primero que se requiere para levantar una startup es registrarla e inscribir la marca. Seguidamente abrir una cuenta de banco que esté vinculada al negocio. Existen además otros trámites que deben realizarse en Hacienda, referente a los impuestos que generará la empresa. Todos estos trámites requerirán inversión de dinero, que muchas veces no posee el emprendedor. En tales casos quizás sea necesario solicitar financiación externa.

créditos para startups
créditos para startups

¿Dónde se pueden conseguir créditos para startups?

Hay muchas formas de solicitar inversión para iniciar una startup. Algunos optan por acudir al banco donde poseen cuenta y años de afiliación. Sin embargo, estas entidades bancarias no suponen una ayuda para estos empresarios.

En primer lugar, los bancos comunes no otorgan préstamos a empresas que puedan ser un riesgo. En el mejor de los casos, el emprendedor nuevo tiene la oportunidad de hacer la solicitud. Sin embargo, necesita recoger un número elevado de requisitos, a muchos de los cuales no puede acceder.

Debido a la dificultad de conseguir financiación en la banca tradicional, las startups acuden a otras fuentes. Por ejemplo, optan por inversionistas que aportan capital y experiencia en el negocio. Esto puede generar grandes beneficios a un negocio que apenas surge. No obstante, estos inversionistas requieren de un porcentaje de la empresa.

Por otro lado están los créditos para startups a través del capital privado. Estos prestamistas otorgan dinero, con la presentación de una garantía. Lo único que se requerirá del prestatario es la cancelación de los intereses del préstamo. Además de la devolución del crédito en el tiempo que se fije.

Préstamos de capital privado para iniciar una startup

Los créditos para startups se aprueban desde 20.000 euros en adelante. Lo único que se necesita es contar con un aval para garantizar la devolución del capital invertido. Estos préstamos pueden devolverse en 1 año, pero algunos prestamistas aprueban más tiempo. Estos parámetros dependerán de la calidad y el valor del aval, que en su mayoría es hipotecario.

Si estás necesitando créditos para startups, puedes contactar a Zascredit para comparar tus préstamos. Llena el formulario y en poco tiempo tendrás la respuesta a tu solicitud.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.